El idiota que ríe: Encontrando un camino


Reflexionando sobre mi paso por el curso de teatro El Idiota Maravilloso me doy cuenta que fui iniciado a algo mas amplio que el lenguaje clown dentro del espacio escénico.

Fui iniciado a una forma de vivir mucho mas sana, positiva y necesaria: el camino de la risa. Reír mucho, reír solo, reír con otros, reír de mí mismo.

Así comenzó todo (El Idiota Maravilloso 3)

El último día del curso El Idiota Maravilloso, en su tercera edición (2017)

Vergüenzas y prejuicios se disolvieron poco a poco entre las carcajadas y los juegos... saber que no es malo fallar y que si lo es no volver a intentar. ¿y qué mejor hacerlo con guías que te brinden las herramientas, los conocimientos y la contención necesaria para convertirte en un magnífico fracaso, un señor idiota? ...uno maravilloso.

Junto a Sofi, mi compañera de juego durante el curso El Idiota Maravilloso, en su tercera edición, en el Barrio Lastarria (2017).

Si se tratase de una crítica gastronómica, el menú a comentar sería: "receta para reírse de uno mismo", Germán Silva e Isabel Hernández serian los Cheff que definitivamente mi paladar agradece. De hecho, volví al restaurante y esta vez el menú propuesto fue Creación de Rutinas Idiotas. Me arme de valor, sabía que no sería fácil. Manos a la obra.

Salir a escena. Impulso. Ritmo. Foco al público. ¡No!, ¡de nuevo! ¡Voy a manifestar ésto que quiero contar, esta vez si que me sale! ¡Pésimo, otra vez flaco!

Estudiar sobre Beckett, investigar a Keaton, leer sobre Lecoq ... ¡cosa seria hacer reír!

¡De nuevo, de nuevo!

Cuestionarme, frustarme, no acertar. Crecer. Paso a paso.

Flaco busca sobre Slava Polunin, su poética te puede ayudar.

En la Sala Alejandro Flores, creando

Creando, luchando y perseverando

Profesional. Como un idiota profesional me fui sintiendo acorde avanzaba el proceso creativo, sentimiento correspondido al compromiso que recibía por parte de mis guías... y mas aun en un espacio como lo es el la Sala Alejandro Flores, en el Teatro Cariola.

¡Bien Flaco, eso funciona! ¡de nuevo!

Tres meses. Arduos. Finalmente...

Fracasé ¡Y a sala llena!. Mi primer gran fracaso. No me desanimé. No tenia excusas, si mucho trabajo por delante. Esto recién empieza y seria egoísta no reconocer que gran parte de mi motivación se la debo a Isabel y Germán.

Por una experiencia tan humana, gracias. Muchas gracias.

#Testimonio #curso #Creaciónderutinasidiotas #creación #ElIdiotaMaravilloso #LaComunidaddelCordero #SalaAlejandroFlores

106 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo